Y con esta cámara, empezamos.

Hola:

Ayer solo escribí una presentación y contaba por qué me ha dado por la fotografía analógica. Los prólogos suelen ser muy sosos, así que hoy voy a entrar en materia.

En julio del año pasado, como os conté en la entrada anterior, llegó a mí una Canon AE-1 Program. Ayer vi en un vídeo de Youtube de Herman Toothrot, acerca de qué cámara analógica comprar para empezar, que hay dos tipos de cámaras réflex analógicas: las Réflex Modernas Automáticas Feas de Cojones (R.M.A.F.C) y las Réflex Manuales Vacilonas Retro (RMVR). Esta Canon AE-1 Program pertenece, sin duda, al segundo grupo. Y, a qué negarlo, lo que más me atrajo de esta cámara en un primer momento, fue la estética, y lo chulo que iba a ir por ahí luciendo una RMVR.

La cámara es bastante simple, aunque no es completamente manual. Tiene exposímetro y posibilidad de modos programados (de ahí su nombre). Eso la hace muy adecuada para aquellos que no tienen experiencia manejando la apertura y la velocidad de obturación en modo manual. Si seleccionamos en el anillo de aperturas del objetivo la posición “A”, la cámara calculará la apertura adecuada para la velocidad que elijamos (modo Prioridad Apertura). Si seleccionamos la posición “Program” en el selector de velocidades del cuerpo de la cámara, nos calculará la velocidad que corresponde a la apertura que elijamos. Y si ponemos la “A” en el anillo de aperturas y “Program” en velocidad, la cámara seleccionará automáticamente ambas para disparar con una exposición “correcta”.

Seleccionado el modo automático.

Creo que eso es lo más característico de esta cámara. No me voy a meter en datos técnicos que tampoco entiendo mucho. La cámara da velocidades de obturación desde 2″ a 1/1000, además del modo “Bulb” (para esas fotografías de larga exposición tan chulas que todavía tengo que probar). Tiene un botón para ver la profundidad de campo (no tengo aún muy claro para qué se usa, quizá en comentarios podáis iluminarme alguno), otro para medir la luz y otro más para bloquear la exposición. El botón de disparo también activa el exposímetro si se pulsa a la mitad. Junto a la manivela de rebobinado hay un pulsador negro para comprobar la carga de la pila, y junto a la palanca de pasar las fotos está el selector de encendido (“A”), apagado (“L”) y disparo con cuenta atrás (“S”). Esos, junto a la zapata del flash son básicamente los elementos que encontramos en el cuerpo de la cámara. Aquí tenéis disponible el manual en inglés.

Mi cámara venía con un objetivo Canon FD de 50mm 1.8, en muy buen estado. Es un objetivo luminoso y nítido, que me gusta bastante. Esta cámara suele venir con este objetivo montado. Por lo visto se vendieron mogollón de cámaras con el 50mm porque era el kit oficial de las Olimpiadas de “Los Ángeles” de 1984. Ya sabéis que usar un objetivo fijo te obliga a moverte para encontrar el encuadre perfecto, pero así te acostumbras a pensar más las fotos. Bueno, en analógico la verdad es que se terminó eso de disparar y borrar las fotos luego si no te gustan.

Cuando me dieron la cámara estaba en un estado bastante bueno. Únicamente tenía la pila gastada y algo sulfatada. Me fui a Namen Color (la tienda de fotografía por excelencia en Valladolid), me cambiaron la pila (es una V28PX/4SR44) y compré algunos carretes Kodak Tmax400 y Kodak Color 200. Ya estaba preparado. Y me fuí a los Alpes con Raquel, mi novia. Estos son algunos de los resultados.

Agujas de Chamonix, Chamonix-Mont Blanc (Francia). Kodak Tmax 400.
Raquel en Val di Cogne, Aosta (Italia). Kodak Tmax 400.
Col du Grand San Bernard, frontera entre Italia y Suiza. Kodak Tmax 400.
Raquel en el Col du Grand San Bernard. Kodak Tmax 400
Vista del Cervino desde Zërmatt (Suiza) Kodak Tmax 400
Aquí estoy yo en acción con la Canon AE-1 Program en el Breithorn, a unos 4000m de altitud. Panasonic DMC-LX100

En estos meses que he estado usando esta cámara, estoy muy contento con ella. Le quedan muchos disparos por hacer conmigo. Totalmente recomendable para el que quiera iniciarse en la fotografía analógica y ya tenga alguna idea de cómo usar una réflex digital.

¿Qué te ha parecido? Deja un comentario para ayudarme a mejorar… como fotógrafo y como blogger.

Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: